Naturaleza

RESERVA DE LA BIOSFERA
La difícil accesibilidad y unos usos sostenidos del territorio, junto con las singulares características físicas y climáticas de la comarca, han permitido la pervivencia de un rico patrimonio natural. Esta conservación de la riqueza medioambiental ha merecido su reconocimiento como Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

PARQUE NATURAL
Declarado en el año 2000 incluye algunos de los municipios de la Ruta. Protege una gran diversidad faunística y florística. En cuanto a las aves es habitual ver volar a los buitres, tanto leonados como negros. También frecuentes son el águila real, halcón peregrino, alimoche y búho real.
Especial mención merece la esquiva cigüeña negra, catalogada en peligro de extinción dado el delicado estado de sus poblaciones en nuestro país.

FLORA
Su importancia vegetal radica principalmente en la existencia de bosques galaico-portugueses de roble rebollo y roble carballo, que constituyen una población de gran valor por su adaptación al clima de la zona pues sólo se encuentran en zonas bastante húmedas durante todo el año. Entre otros ecosistemas con los que cuenta se podrían destacar los brezales, aliaga, encinares de Quercus ilex y Quercus rotundifolia, los bosques de Castanea sativa, los alcornocales de Quercus suber y los pinares mediterráneos de pinos mesogeanos endémicos.

PAISAJE
Espacio de un gran valor paisajístico, donde contrasta la superficie de la llanura con los profundos cañones labrados por la red fluvial que pueden representar un desnivel respecto a la penillanura de 200 m. Los amantes de la naturaleza disfrutarán de su riqueza medioambiental y de un variopinto museo natural lleno de ecosistemas, frondosos valles, fauna y flora autóctona y paisajes y lugares de incomparable belleza.