La Ruta

La Ruta del Vino Sierra de Francia tiene el objetivo de regular y promocionar la “Ruta del Vino de la Sierra de Francia”, dentro de las Rutas del Vino de España, fomentando la organización de actividades económicas, turísticas, recreativas, folclóricas, culturales, formativas, etc. que contribuyan a ello, así como de los agentes económicos y sociales vinculados al sector enoturístico en la Sierra de Francia, en particular, y en toda la provincial en general. Velar especialmente por el nivel de calidad de la Ruta y de los establecimientos y productos incorporados en la misma. Acometer actuaciones, programas, acciones y proyectos que contribuyan e incidan en el desarrollo temporal, económico y social del territorio que constituye su ámbito de actuación.

Nuestro Vino

Los vinos de la Ruta del Vino Sierra de Francia están amparados por la D.O.P. Sierra de Salamanca. Vinos distintos, vinos ligados a la Sierra: únicos y auténticos.
La Rufete es la variedad autóctona y predominante en la zona. Es una variedad sutil, de compleja elaboración, que aporta elegancia, frescura y complejidad a los vinos. Otras variedades a destacar en el territorio son la Tempranillo y la Garnacha tinta.

Pueblos

Los pueblos que conforman la Ruta del Vino Sierra de Francia son:
Cepeda, Cristóbal, Garcibuey, Herguijuela de la Sierra, Los Santos, Madroñal, Miranda del Castañar, Mogarraz, Monforte de la Sierra, San Esteban de la Sierra, San Martín del Castañar, San Miguel de Valero, Santibáñez de la Sierra, Sequeros, Sotoserrano, Valdefuentes de Sangusín, Valero, Villanueva del Conde.

Gastronomía

La Gastronomía en la Sierra de Francia destaca por la influencia de diversas culturas a lo largo de los siglos; judía, musulmana y cristiana. Así podemos encontrar platos típicos como son: patatas meneás, el peculiar limón serrano, zorongollo, cabrito o tostón cuchifrito.
Estos platos están elaborados con alimentos de altísima calidad de la región: productos de la huerta, miel, cerezas, higos, melocotones y muchas frutas más.

Naturaleza

RESERVA DE LA BIOSFERA: Los usos sostenidos del territorio, junto con sus singulares características físicas y climáticas, han permitido la pervivencia de un rico patrimonio natural, que ha sido reconocido por la UNESCO.
PARQUE NATURAL: Declarado en el año 2000 incluye pueblos de la Ruta. Protege una gran diversidad faunística y florística. En cuanto a las aves es habitual ver volar al buitre, al águila real, al halcón peregrino, al alimoche y al búho real.

Patrimonio

Disfruta y déjate llevar por las calles de los maravillosos pueblos serranos: te sorprenderán preciosas iglesias, conjuntos amurallados, castillos, bodegas tradicionales, castros prerromanos y muchas edificaciones que te transportarán siglos atrás.
La Sierra de Francia conserva su Arquitectura Típica: La fachada de la casa serrana presenta sillares de granito en la planta baja y largas tramoneras en las plantas superiores.

Tradiciones

La Sierra de Francia puede presumir de auténticas y vistosas celebraciones festivas, adornadas con valiosas indumentarias y joyerías. El repertorio es amplio: autos sacramentales, romerías, ofertorios, aguinaldos… junto a la noche de los candiles y a las misteriosas oraciones de la moza de ánimas o la correrías del marrano de San Antón, además de fiestas tradicionales relacionadas con el vino en San Blas o Semana Santa, etc.