Gastronomía

La Gastronomía en la Sierra de Francia destaca por la influencia de diversas culturas a lo largo de los siglos; judía, musulmana y cristiana. Así podemos encontrar platos típicos como son: patatas meneás, el peculiar limón serrano, zorongollo, cabrito o tostón cuchifrito.

Estos platos están elaborados con alimentos de altísima calidad de la región: productos de la huerta, miel, cerezas, higos, melocotones y muchas frutas más. La comarca es rica en setas, abundantes en otoño y primavera y con gran diversidad: boletus edulis, amanita cesarea, níscalo, champiñón, parasol…

En la Sierra de Franciase elaboran productos de altísima calidad desde hace siglos: sirvan como ejemplo los embutidos de cerdo ibérico y el aceite de oliva virgen extra de variedades locales obtenido de olivos centenarios.

Para acompañar la oferta gastronómica son ideales los vinos de la D.O.P. Sierra de Salamanca, muy versátiles en el maridaje.