Gastronomía

Cocina tradicional y cocina de autor con gran respeto al producto

Las influencias de las diversas culturas a lo largo de los siglos, como la judía, musulmana y cristiana, combinado con los mejores productos locales, han constituido una oferta gastronómica sorprendente, donde podrá encontrar platos desde los más tradicionales hasta una gastronomía más vanguardista, con las últimas tendencias culinarias.

Los productos típicos de la Sierra de Francia se elaboran respetando las recetas tradicionales y apostando por la mayor calidad, como son los embutidos ibéricos o de bellota; jamón, lomo, salchichón, chorizo, etc. El aceite de oliva virgen extra, con variedades locales obtenido de olivos centenarios, como la Ocal. Los productos de tahona, como el hornazo o los dulces (perronillas, sacatrapos, mantecados, etc). Así como mucha más variedad de comida que podrá disfrutar visitando el territorio, pues es rica en productos de la huerta, quesos, miel, cerezas, melocotones o setas, entre otros.

Especial singularidad adquieren los platos típico de esta zona, como las patatas meneadas (se elabora con patatas cocidas y trituradas aderezadas con un sofrito de ajo y pimentón acompañado de torreznos fritos), el limón serrano (es una ensalada de agridulces y salados, compuesta por limón, naranja, huevos cocidos, chorizo y pescado escabechado) o el cabrito guisado, entre otros.

Formando una oferta gastronómica variada que apuesta por productos locales y adaptando las recetas tradicionales a los paladares más exigentes.

Para acompañar la oferta gastronómica son ideales los vinos de la D.O.P. Sierra de Salamanca, muy versátiles en el maridaje.