Patrimonio

Sostenibilidad del ser humano con el patrimonio y la naturaleza

La Sierra de Francia es un lugar donde se conserva un importante patrimonio artístico, histórico, natural y etnográfico, pues posee un valioso legado que diferentes culturas han ido dejando en el territorio. Destacan seis localidades declaradas como conjuntos históricos-artísticos: Miranda del Castañar, Mogarraz, Montemayor del Rio, San Martín del Castañar, Sequeros y Villanueva del Conde. Aunque en sus 22 municipios existe una formidable concentración patrimonial visible en una singular arquitectura popular que muestra las estructuras de las casas con fachadas de piedra y tramoneras de madera que las cruzan. El patrimonio se mezcla con el vistoso folclore de las fiestas y celebraciones que hacen vibrar a los serranos, manteniendo vivo el respeto a sus tradiciones.

El territorio natural remarca la sostenibilidad del ser humano en el medio ambiente de esta zona. Tradicionalmente, el cultivo más importante en la Sierra de Francia ha sido y es el viñedo; la búsqueda de los mejores terruños ha llevado a los agricultores al cultivo del viñedo en bancales, ganando terreno en las laderas de las montañas. Estas prácticas han ido conformando el paisaje natural que ahora conocemos, manteniendo una riqueza tanto cultural como natural.